Personas que hablan demasiado

Las personas que hablan demasiado son aquellas que hablan de manera descontrolada, incluso, sin pensar en lo que van a decir. A este tipo de personas les gusta llamar la atención y ser el centro de todas las conversaciones. Cuando se les cuenta una historia, ellos siempre tienen una historia que contar similar. Estas personas no se dan cuenta que, a veces, aburren y pueden cansar a la gente que les rodea.

Las personas que hablan demasiado y que no saben cuándo deben callar o cuándo deben dejar hablar a los demás. Suelen ser indiscretos y no se cortan en hacer preguntas personales, llegando a ser personas muy molestas, lo que les perjudica seriamente en sus relaciones con los demás.


Estas personas suelen tener pocas habilidades para relacionarse. Resultan muy pesadas y cuando se encuentran con alguien que les escucha y presta atención, no se separan de esa persona, hablando sin parar de temas poco interesante. Si se les corta mientras hablan, ellos retoman la conversación donde se habían quedado y no cesan hasta terminar.

Si se les cuenta un secreto, siente tanta satisfacción que tienen que contarlo a los demás, ya que se sienten importantes porque saben algo que el resto desconoce. Muchas veces, son los nervios o las situaciones embarazosas las que les hacen hablar sin cesar. Ante el jefe, los padres de la pareja o ante conocidos a quienes se les desea gustar o caer bien, se sienten tensos y nerviosos, su forma de actuar ante estas situaciones es hablar atropelladamente y sin pensar en lo que dicen. Por lo que las palabras los traicionan y ridiculizan

Si eres una persona que habla demasiado, debes corregirlo con estas recomendaciones:

  • Moderación. Trata de moderarte cuando hablas y piensa  que no siempre tu opinión o tu punto de vista es interesante para los demás. Cuando vayas a hablar piensa en todo momento qué deseas decir y si es oportuno.
  • Escucha y deja hablar a los demás. La historia de tu interlocutor puede estar despertando el interés de los demás, no tienes porque interrumpirla, no tengas prisa en hablar, cuando terminen, hazlo tú.
  • Aprender a escuchar. mirando a la cara del otro para mostrar interés y siguiendo el argumento de lo que están contando, y si tienes dudas, le preguntes. No interrumpas mientras hablan. 
  • Es importante que seas consciente de tu incontinencia al hablar y sería aconsejable que te prepararas mentalmente visualizando escenas en las que hablas especialmente y tratar de imaginar cómo cambiaría si estuvieses más moderado.
  • Cuando cuentes algo, ve al grano, sin contar todo con detalles, no es necesario.
  • Reflexiona ante estos hechos ya que, si llegas a ser “pesado” para alguien, no querrán escucharte.

Imagen: panoramio

Escrito por Sara Sánchez el 16 enero, 2012 | 7 comentarios
Etiquetas: , , , Sociedad

Personas que hablan demasiado http://t.co/CvsSvgEb

Seguro que conoceéis a alguien que hable demasiado http://t.co/Um5EfViI

JoaquínCorpusMaestre (@CorpusMaestre) | 16 de enero de 2012 | 8:51 pm

RT @saritamona: Seguro que conoceéis a alguien que hable demasiado http://t.co/Um5EfViI

Paciente? | 25 de octubre de 2012 | 11:24 pm

Hola a todos, en mi colonia ay una persona que habla mucho conmigo, tengo un año de conocerla siempre e platica lo mismo, ya no puedo salir libremente porque esa persona me sigue y platica conmigo hasta una hora y media y ya me enfado, trato de ser paciente, pero siento que no puedo más y trato de evitarla. Aconsejenme

Nines | 4 de junio de 2013 | 8:54 pm

Las personas que hablan y hablan sin sentido común de lo que están diciendo, normalmente, titubean cuando lo hacen. No tienen pensado nada ántes de hablar, porque no hacen ningún inciso para preparar la mente y seguir con un diálogo, lo hacen ” atropellando “.

No escuchan, con lo que nos encontraremos que no nos conocen. Oyen , pero no atienden. Saben que estamos ahí porque sienten nuestra presencia, pero no nos miran a la cara.
Si una persona habla mucho estando con otras personas in situ, por teléfono son temibles porque hacen todo tipo de recorrido mental y no se paran para hacer pausas. Matizan punto por punto todo y si somos nosotros los que llamamos… la factura de teléfono cuando nos llegue será un mal recordatorio, con lo que terminaremos por no llamar e incluso no contestar si es la otra persona la que llama.
Aburren extremadamente por repetición de frases.
Lo consideraría una enfermedad.
Gracias

Nines | 4 de junio de 2013 | 9:01 pm

Yo te diría que si siempre habla de lo mismo, te pares, te pongas enfrente de esa persona y que le digas que si no tiene otro tema que no sea el de todos los días.
Si le cortas a tiempo, se dará cuenta que tienes razón. Puesto que ya tienes confianza, dile que te estás sintiendo mal porque sólo habla él y a tí también te gustaría hablar.
Si de verdad te aprecia y entiende lo que le dices, tratará de no volver a incidir en lo mismo.
De lo contrario, si se enfada… ya sabes para que te ha estado utilizando. Lo agradecerás incluso.

Annie | 4 de junio de 2013 | 10:32 pm

Hola mi abuelo habla demasiado, no deja hablar, segun ”siempre tiene la razon” Harta y ¿es una enfermedad y como se llama”

Déjanos tu comentario