Nada que ayude es mucho: enfrentando el cáncer

Tener cáncer también significa tener deficiencias nutricionales que puedes combatir cambiando tu dieta y tomando, también, suplementos nutricionales. Esta dieta es importante para atenuar los efectos secundarios nocivos del protocolo médico: quimioterapia y radioterapia.

Uno de los efectos secundarios de estas curaciones es la acidificación que representa el medio apropiado para el desarrollo o multiplicación de células cancerígenas. A través de una dieta apropiada, alcalinizante, es decir, lo contrario de lo que célula enferma necesita para crecer y multiplicarse, logras que estas células se mueran de hambre por falta de acidez, al no ser alimentadas con lo que requieren para multiplicarse.

Cuáles son los alimentos que alimentan las células cancerígenas, los que deberías quitar de tu dieta:

- El azúcar o edulcorantes que contienen aspartamo.Puedes endulzar tus infusiones con poca cantidad de miel de abeja.
- La leche de vaca que puedes reemplazar por leches vegetales.
- Las células cancerígenas crecen en ambientes ácidos. La carne roja tiene un alto porcentaje de ácido por lo que debería desaparecer de tu dieta (salvo en alguna oportunidad aislada)  si sueles comer carnes opta por el pescado azul o pavo mejor que pollo.

- Evita envasados y congelados.

Y los que sí son recomendables:

- Pan, pasta, arroz (en particular el rojo) y cereales integrales
- Intenta evitar el café y el té y vuélcate al té verde.
- Alterna vegetales crudos y cocidos en cada comida.Toma muy en cuenta las crucíferas (col, brocoli, coliflor) y los frutos rojos (fresas, cerezas, frambuesas, arándanos), manzanas, piña, peras y papayas.
- Come frutas de estación preferentemente y frutos secos como las nueces.
- Bebe zumos de frutas y verduras naturales (especialmente recomendado el de espárragos) cuyas enzimas son absorbidas en minutos y nutren y aumentan el crecimiento de células sanas.
- Con estos cambios en tu alimentación y algunos en tus costumbres de vida las células cancerígenas comienzan a morir de hambre.
- Incluye en tu dieta diaria como si de alimento se tratara el aprendizaje de técnicas de relajación.
- Oxigena tu cuerpo con ejercicios respiratorios y salidas a la naturaleza; camina.
Las céluas del cáncer no prosperan en un medio rico en oxígeno.

Escrito por Mariana Fiksler el 14 diciembre, 2011 | 3 comentarios
Etiquetas: , , , , Salud

Sanamente.com (@sanamente) (@sanamente) | 14 de diciembre de 2011 | 5:08 pm

Nuevo: Nada que ayude es mucho: enfrentando el cáncer http://t.co/we0yJjbu

Sanamente.com (@sanamente) (@sanamente) | 14 de diciembre de 2011 | 6:03 pm

Nada que ayude es mucho: enfrentando el cáncer http://t.co/9UYQ4oiz

Sabores (@sabores_com) (@sabores_com) (@sabores_com) | 18 de diciembre de 2011 | 5:22 pm

¿Cómo alimentarnos para enfrentar el cáncer? http://t.co/uFQExMIR

Déjanos tu comentario