El vinagre de manzana, un gran aliado

El vinagre de manzana además de ser indispensable en nuestras despensas como aderezo culinario tiene múltiples propiedades naturales que son muy beneficiosas tanto para nuestro organismo como para lograr una belleza exterior sencilla y natural. Este remedio natural, muy utilizado por nuestras abuelas incorporado a nuestra dieta puede suponer grandes beneficios para prevenir y tratar diferentes dolencias y problemas de salud.

A nivel orgánico la incorporación del vinagre de manzana puede ayudarnos a mitigar los problemas derivados de la artitris, ya que refuerza las arterias y ayuda a disolver el ácido úrico que se forma en las articulaciones convirtiéndose en un gran aliado contra este tipo de dolencia y el malestar que implica.

También ayuda a reducir las infecciones bacterianas y distintos estudios lo relacionan con una más rápida y eficaz cura y cicatrización de cualquier tipo de herida.

La ingesta de vinagre de manzana es una fuente de equilibrio para nuestros niveles de glucosa y actúa como un natural desintoxicador del hígado permitiéndonos incorporarlo a nuestra dieta como un gran aliado para la diabetes.

Últimos y recientes estudios realizados con animales suman el descubrimiento que este particular aderezo también es capaz de reducir los triglicéridos convirtiéndose de este modo en un aliado natural para prevenir o reducir los niveles de colesterol en sangre.

Además de las múltiples cualidades que el vinagre de manzana tiene sobre nuestro organismo, su aplicación también está altamente extendida como un beneficiosos y natural estimulador de la belleza de nuestra piel y nuestro cabello.

Sobre la piel, gracias a su alto contenido de alfa-hidróxidos y simpre diluido con agua, ya que si no podría prudicr quemaduras, el vinagre de manazana puede ayudarnos a combatir las escamas producidas por una piel reseca.

También es un gran aliado en los procesos de acné por su función antibacteriana y un tónico de uso diario preparado con mitad vinagre y mitad agua destilada nos permitirá evitar los poros abiertos y nos ayudará a conseguir un peeling casero con el que deshacernos de las células muertas.

El jugo de una cebollada y un poco de vinagre aplicado con un algodón todas las noches antes de acostarnos nos ayudará a rebajar el color de las manchas de nuestra piel, pudiendo hacerlas desaparecer por completo en el tiempo récord de un mes más o menos.

Nuestra manicura durará mucho más si antes de aplicar el esmalte nos frotamos las uñas con un algodón mojado en vinagre.

Una gasa o toalla empapada con este polivalente alimento también aliviará el dolor de las quemaduras leves o de las picadas de insectos.

Usar vinagre de manzana diluido en agrua fria en el último aclarado de nuestro cabello nos ayudará a eliminar a la perfección todos los residuos de productos o ambientales que le restan brillo y belleza, además de evitar el encrespamiento otorgándonos una visible sensación de suavidad.

Sus facultades para regular y equilibrar el ph de la piel nos permitirán también incorporar este maravilloso y versátil truco natural para erradicar definitivamente la caspa y los picores o escamaciones derivados de este desarreglo.

Imagen: otramedicina.com

Escrito por Anabel el 28 febrero, 2012 | 1 comentario
Etiquetas: , , , , Salud

HECTOR EIBAR ORTIZ RODRIGUEZ | 5 de enero de 2013 | 11:22 pm

TENGO 75 AÑOS Y DESDE NIÑO HE ESCUCHADO LO BENÉFICO QUE ES EL
VINAGRE RUSTICO DE MANZANA. TENGO PROBLEMAS DE TRIGLICÉRIDOS
PERO NO SÉ LA FORMA EN QUE SE DEBE DE TOMAR, AUNQUE ME HAN DICHO QUE SE DEBE MEZCLAR EN UN VASO CON AGUA 2 CUCHARADAS
SOPERAS DE VINAGRE Y TOMAR EN AYUNAS UNA VEZ AL DIA.
¿TIENEN ALGO QUE RECOMENDARME AL RESPECTO?

Déjanos tu comentario