Apego y vínculos en las relaciones

El psicoanalista y psiquiatra británico, Bowly realizó una investigación con personas huérfanas y/o separados de sus padres.

El autor destacó que las personas a lo largo de la vida tenemos una necesidad innata de mantener vínculos de apego significativos con otras personas de nuestro entorno a lo largo de nuestra vida, sobre todo en la niñez. Dependiendo de cómo se lleve el primer año de vida  se establecerán unos vínculos relacionales diferentes. Si el primer año de vida es llevado positivamente da autoestima fuerte, seguridad, capacidad de dependencia e independencia y de confianza en los demás.

Los apegos que se consideran negativos o los que no se puede confiar porque son poco accesibles, poco serviciales u hostiles dan como resultado sensación de desarraigo, desconfianza e inseguridad.

Bowly afirmaba que el estilo de vínculo afectivo llevado a cabo en las primeras relaciones, son representativos en las relaciones posteriores. En la elaboración del apego diferenció tres fases:

  • Protesta: indicios de disgusto, nerviosismo, lloros… que significa una protesta de búsqueda de vínculo.
  • Desesperación: la protesta es infructuosa y aparece un periodo de desesperación que se manifiesta con lloros prolongados y agudos.
  • Desapego: se adaptan a la situación de desvinculación como si la aceptaran o se acostumbraran a vivir así, mostrándose indiferentes a la figura de apego.

 

Tipos de vínculos:

  • Vínculos seguros: altos niveles de reciprocidad, confianza en la protección, sensibilidad y sensación de apego.
  • Vínculos inseguros: conductas ambivalentes de estar y no estar, hay contacto y otras veces no. Se genera una evitación mutua pero bajo la conciencia del vínculo. Existe una desconfianza hacia el apego.
  • Vínculos inseguros y desorganizados: existe un doble vínculo, la figura de protección se contradice a la vez y es fuente de angustia. La figura está presente pero no responde. Produce ansiedad.
  • Ausencia de vínculos: existe un abandono de vínculos y trastornos de personalidad.

 

Imagen: bebes y más

Escrito por Sara Sánchez el 5 julio, 2011 | ningún comentario
Etiquetas: , , , Padres e hijos, Psicología

Déjanos tu comentario